Breve historia y antología de la estética

By José María Valverde Pacheco

Este libro, nacido de l. a. enseñanza, pero con esperanzas de interesar también a lectores libres de cursos y exámenes, sólo pretende ofrecer una mínima síntesis del desarrollo histórico de l. a. estética, sobre todo en su núcleo conceptual. En lo que se llama "ideas estéticas" se reúnen varias perspectivas, en cada momento: así, lo que dijeron los grandes filósofos sobre l. a. belleza y el arte -cuando no callaron sobre tal tema-, y lo que opinaron los propios hacedores o sus críticos inmediatos sin ambición filosófica; todo ello en el contexto de los angeles mentalidad de cada época y, claro está, teniendo como interés supremo l. a. realidad misma de lo estético, es decir, los hechos de las artes y de las letras. Sabemos que sobre estos hechos singulares se puede hablar interminablemente sin llegar a conclusiones fijas, pero se hacen aún más interesantes cuanto más los vemos sobre el trasfondo de las rules y l. a. sociedad en que se insertaron. Cada capítulo lleva, tras su sucinta exposición, una antología de textos típicos, cuyas traducciones -a veces más adaptadas que literales- son de nuestra propia responsabilidad si no se indica otra cosa. Acaso el designio principalmente informativo que ha movido esta obra no l. a. haya librado de sectarismos de diversa índole: querríamos que el más importante de ellos fuera l. a. oposición a los angeles tendencia contemporánea -ya señalada y fomentada por Hegel- a dar más valor a las principles generales que a los hechos y obras singulares.  

Show description

Quick preview of Breve historia y antología de la estética PDF

Show sample text content

De las primeras y últimas cosas, eleven El lenguaje como presunta ciencia. los angeles significación del lenguaje para el desarrollo de l. a. cultura dwell en que en él pone el hombre un mundo propio junto al otro, un lugar que él considera tan firme como para sacar de quicio desde él el resto del mundo y hacerse señor de éste. Mientras el hombre ha creído en los conceptos y nombres de las cosas como en aeternae veritates, a través de largos períodos, se ha apropiado ese orgullo con el que se elevó por encima del animal: pensaba tener realmente en el lenguaje el conocimiento del mundo.

Finalmente, uno o varios, �qué sería tal Principio? Considérese que algunas cosas, formas materiales por ejemplo, tienen su gracia no por nada inherente, sino por algo comunicado, mientras que otras son atractivas por sí mismas, como, por ejemplo, los angeles Virtud. Los mismos cuerpos parecen a veces bellos, a veces no; así que hay gran distancia entre ser cuerpo y ser bello... 2. Volvamos a l. a. fuente e indiquemos el Principio que otorga belleza a las cosas materiales. Sin duda ese Principio existe; es algo que se percibe a primera vista, algo que el alma nombra como por un antiguo conocimiento, y al reconocerlo, le da los angeles bienvenida y se pone a unísono con él.

Pero me atrevo a diferir de Winckelmann en los angeles razón que asigna a esa sabiduría y en l. a. generalización que deduce de ella. ... Un grito es l. a. expresión ordinary del dolor corporal. Los héroes heridos de Homero a menudo caen al suelo con un grito. Venus chilla fuerte por un arañazo, no en cuanto tierna diosa del amor, sino porque l. a. Naturaleza que sufre requiere sus derechos... Juzgados por sus acciones, son criaturas de un orden más elevado; en sus sentimientos, son auténticos seres humanos. Ya sé que nosotros, los europeos de una más sabia posteridad, tenemos mayor dominio de nuestros labios y ojos.

Mairena. —Gracias. Meneses. —Le parece a usted que sentir con todos es convertirse en multitud, en masa anónima. Es precisamente lo contrario. Pero no divaguemos. Hay una drawback sentimental que afecta a l. a. lírica, y cuyas causas son muy complejas. El poeta pretende cantarse a sí mismo, porque no encuentra temas de comunión cordial, de verdadero sentimiento. Con los angeles ruina de los angeles ideología romántica, toda una sentimentalidad, concomitantemente, se viene abajo. Es muy difícil que una nueva generación siga escuchando nuestras canciones.

El arte de escribir implica una organización del espíritu que permite volver a tomar de mil maneras l. a. �idea» y volverla a pensar hasta encontrar una figura favorable de palabras. (1922, U IX, forty nine. ) El placer literario no es tanto expresar su pensamiento cuanto encontrar lo que uno no esperaba de sí. (1917-1918, G VI, 783. ) [Temporalidad frente a conceptualismo; palabra de todos frente a individualismo burgués] ANTONIO MACHADO, De un cancionero apócrifo (1928) Sostenía Mairena que sus Coplas mecánicas no eran realmente suyas, sino de l. a. Máquina de trovar, de Jorge Meneses.

Download PDF sample

Rated 4.76 of 5 – based on 17 votes